La edad del oyente en el eLearning

blabla

La importancia de tener en cuenta la edad de la audiencia a la que va dirigido el eLearning que estamos grabando

Locución eLearning RESPECT

   Considero al género del eLearning o curso a distancia como el más delicado de interpretar. Con ello no le quito mérito al resto de géneros, ni doy por hecho que no sean merecedores de ser cuidadoso con ellos.  Pero mientras el resto (publicidad, documentales, videojuegos, corporativos, etc…) están mayormente dirigidos al sector del entretenimiento, el eLearning tiene como objetivo la docencia en algún tipo de forma.

Debemos controlar aspectos como el tono y la velocidad de nuestra locución para hacerla lo más comprensiva posible. Las pausas. Las inflexiones. Porque no siempre seremos tan didácticos como quisiéramos, eso queda en manos -mayormente- de quien haya escrito el guión. Y ya sabemos que a algunos no hay por dónde meterles mano (me refiero al documento). A mi no me ha tocado aún, pero tengo compañeros que han recibido scripts traducidos vía Google Translate.

La edad del receptor, factor esencial

   Y por ello debemos ser más respetuosos si cabe con un género destinado a educar y formar a quién sabe cuántos seres humanos. Grandes, chicos y medianos. A ello voy. A la importancia de tener en cuenta la edad del escuchante. ¿A quién va orientado ese curso que estamos grabando? Porque no podemos dirigirnos del mismo modo a un infante de 10 años ávido de conocer cómo se comporta el universo conocido y sus planetas, que a un adulto septuagenario que necesita saber cómo funciona ese dispositivo auto-inyectable.

Si el oyente es una persona de la tercera edad, es recomendable utilizar una locución pausada, cercana y comprensible. No olvidemos que si tenemos la suerte de envejecer, nuestro sentido del oído, así como la capacidad de entendimiento y asimilación se irán deteriorando conforme cumplamos años. Por ello necesitaremos que quien nos proporcione indicaciones de acuerdo a nuestras mermadas capacidades de viejito incontinente, lo haga de la manera más comprensible.

Trabajo dirigido a una persona de edad avanzada. La grabación pertenece a un vídeo, lo que facilita su comprensión.

Cuando el receptor de nuestro curso sea una niña o niño de, digamos, 8-10 años, nuestra forma de comunicarnos deberá ser más dinámica, es obvio, pero sin tanto dinamismo como Leticia Sabater1 y sin subestimar al oyente. Aprovechemos el gran poder de imaginación de los peques para "jugar" con el texto. Nuestro deber sigue siendo el mismo, educar con palabras que aunque sean de otro, haremos nuestras.

Locución dirigida a niñ@s de primaria.

   Es el género más susceptible de ser realizado por sistemas TTS ya que teóricamente no necesita de tanta intención, euforia o pasión como la publicidad. Y digo téoricamente, porque aunque lo requiere, hemos de mesurar nuestras intenciones para que se reciban, pero sin notarlo. No sé si me explico. No podemos resultar monótonos pero tampoco pasionales. Un ojo al gato y otro al garabato.

¿A qué sector se dirige nuestra locución?

Otra entrada a parte merece el estilo de narración que aplicaremos a los guiones dependiendo de su naturaleza; ya sea técnica, médica, u orientada a un sector administrativo  o comercial. Cada género tiene su propia narrativa, y aunque pueda parecer lo contrario, también aquí también hemos de aplicar nuestros conocimientos como actores de voz. Pongo un ejemplo: En el caso de un procedimiento para tratar la diabetes, el narrador debe "ser" un doctor. Porque quizá lo lleguen a escuchar quiensabecuántos doctores y expertos en salud. Vaya responsabilidad, ¿no creen? Y esto mismo se puede aplicar a los demás campos.

   ¿Qué otros casos se te ocurren donde aplicar nuestras camaleónicas habilidades? ¿Alguna en concreto que se te haga más complicada de llevar a cabo? ¿Preferencias? ¡Queremos leerte en los comentarios!

 

 

  1. Actriz/presentadora/cantante española, conductora de varios espacios infantiles en TV en la década de los 90. Actualmente más conocida por éxitos como La salchipapa, El polvorrón o Toma pepinazo. Puedes buscarla en Google si te interesa. Allá tú.

Suscríbete para nuevas entradas!

Etiquetado , , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *